Pautas para la implementación del Método de Días Fijos
 

¿Por qué difundir el Método de Días Fijos?

La expansión de las alternativas de anticoncepción aumenta la prevalencia anticonceptiva

El éxito de un programa de planificación familiar depende de su capacidad para satisfacer las necesidades de las poblaciones beneficiarias, incluida su necesidad de métodos específicos, ya sea para espaciar o limitar los nacimientos. Los estudios de investigación demuestran que cuando la gente puede escoger entre varios métodos anticonceptivos diferentes tiene más probabilidad de encontrar y usar un método que le agrade [9]. Con la introducción del MDF en Perú, por ejemplo, aproximadamente 5% de todos los usuarios nuevos de planificación familiar en las áreas atendidas seleccionaron el MDF el año que se lo introdujo [10].

La mayoría de las parejas que practican la abstinencia periódica no tienen información correcta sobre la forma de evitar el embarazo

Se calcula que 27 millones de parejas de todo el mundo, o el 2,6% de todas las parejas en edad reproductiva, usan la abstinencia periódica para evitar el embarazo [11]. Sin embargo, la mayoría de ellas no saben cuándo es más probable que queden embarazadas, por lo cual sus métodos para evitar embarazos fracasan con frecuencia.

 

Razones clave para integrar el
MDF en su programa

Además, millones de mujeres que no desean quedar embarazadas no están utilizando ningún método de planificación familiar. Otras utilizan un método sin ninguna constancia y cambian de uno a otro con frecuencia o los interrumpen después de unos pocos meses de uso. Muchas de estas mujeres podrían beneficiarse de información simple y precisa sobre su fertilidad, que les sirva para saber cuándo deben evitar las relaciones sexuales sin protección para evitar el embarazo.

Los servicios del MDF pueden ser ofrecidos fácil y eficazmente por una amplia gama de organizaciones.

La incorporación del MDF ayuda a los programas a expandir la elección consciente, reducir las necesidades insatisfechas y aumentar la prevalencia anticonceptiva. Para las organizaciones resulta sencillo ofrecer el MDF, dado que el método no requiere equipo ni infraestructura especial. De hecho, una amplia serie de organizaciones, ministerios de salud, asociaciones de planificación familiar, organizaciones religiosas y ONG, están ofreciendo ahora el MDF. Lo han ofrecido con éxito voluntarios de salud comunitaria, trabajadores sociales comunitarios, trabajadores sociales de ONG, así como enfermeras auxiliares y médicos. En El Salvador, por ejemplo, Project Concern International y el Comité de Integración y Reconstrucción para El Salvador (CIRES) incluyeron con éxito el MDF en los programas rurales que tratan temas de salud, agua y salubridad, educación y microempresa.

El MDF ofrece una estrategia para salvar las distancias entre la necesidad de artículos anticonceptivos y el compromiso del donante.

La creciente demanda de servicios de planificación familiar y los niveles presupuestarios que no corresponden a la necesidad creciente producen una mayor brecha. Una alternativa para disminuir la brecha en las donaciones es la introducción de métodos eficaces, simples y económicos de planificación familiar, tales como el Método de Días Fijos. El MDF puede tener una importancia especial en ámbitos donde haya una gran dependencia de los métodos tradicionales, alto grado de necesidad insatisfecha de planificación familiar y escasez crónica de artículos anticonceptivos. En la mayoría de los países en desarrollo, los anticonceptivos y los materiales educativos de apoyo están subsidiados en gran medida y con frecuencia se distribuyen a los usuarios sin cargo alguno o a un precio muy bajo [12]. El único costo asociado con el MDF es el del collar del ciclo, el artículo que las mujeres usan para llevar la cuenta de su ciclo menstrual, el cual representa una compra que se hace una sola vez y a bajo costo. En Burkina Faso se vendió el collar del ciclo a las usuarias del MDF por 500 CFA (aproximadamente US$ 1) y a la mayoría de las usuarias les resultó un precio razonable [13].

El MDF ha sido aceptado por clientes y proveedores en una gran variedad de entornos y programas en todo el mundo.

Aproximadamente 90% de las mujeres que participaron en estudios de investigación realizados en todo el mundo informaron que el MDF es fácil de usar y que lo recomendarían a otros. Las razones que explican la actitud positiva de hombres y mujeres hacia el MDF incluyen que es natural, no tiene efectos secundarios y es un método eficaz, asequible y fácil de usar.

Razones para elegir el MDF

Seis países 1
EE.UU. 2
No afecta la salud
70%
80%
No tiene efectos secundarios
20%
30%
Es económico
30%
5%
Es fácil de aprender y de usar
10%
45%

Fuente:
1 Entrevistas con usuarios en 6 países, IRH.
2 Encuesta de compradores por Internet

Los resultados de la investigación mundial demuestran también que tanto hombres como mujeres pudieron controlar con éxito el periodo fértil femenino, ya sea por medio de abstinencia o con el uso de otros medios de protección. Las mujeres y los hombres también han informado que el MDF los ha ayudado a mejorar la comunicación de pareja y las mujeres cuentan con la posibilidad de tener más conocimiento e información sobre sus organismos y su salud reproductiva. Según las investigaciones, las mujeres que completan un año de uso del MDF tienen más probabilidad de seguir usando el método. En un estudio de varios años efectuado por el Instituto de Salud Reproductiva, 66% de los usuarios del MDF seguían usando el método dos años más tarde.

El MDF aumenta la participación masculina en la planificación familiar

Aunque quienes planean los programas y los proveedores a menudo se preocupan por la aceptación del MDF por parte de los hombres, según las investigaciones realizadas, en general están satisfechos con el método. En el estudio clínico del MDF, sólo 2% de las mujeres se retiraron porque sus parejas no querían usar el método, y en muchos casos, los hombres aumentaron su participación en la planificación familiar. Los resultados de los estudios de introducción del Método de Días Fijos, que siguieron a 1600 usuarias en nueve países hasta por 13 ciclos, demostraron que la mayoría de los hombres que participaron en el uso del método ayudaron a llevar el registro de los días fértiles y aceptaron abstenerse o usar condones durante estos días.

El MDF atrae a los clientes que no están interesados en otros métodos

Aunque el MDF es usado por personas con antecedentes diferentes, las investigaciones demuestran que el método es muy atractivo para quienes nunca antes habían usado un método de planificación familiar. Por ejemplo, las investigaciones realizadas en Benin y Ruanda demostraron que 80 y 96% de los usuarios del MDF, respectivamente, eran usuarios de planificación familiar por primera vez.

El MDF no tiene efectos secundarios ni afecta la salud de la mujer

El MDF es una buena alternativa para las mujeres que deseen un método de planificación familiar que no ocasione efectos secundarios. Aunque el MDF también atrae a muchos clientes que no tienen experiencia previa en planificación familiar, algunas usuarias del método son mujeres que han descontinuado otros métodos debido a su preocupación por los efectos secundarios y otros problemas de salud. Cuando se les preguntó a hombres y mujeres cuál era su razón para usar el MDF, la mayoría afirmó que lo habían escogido porque no tenía efectos sobre su salud. Por ejemplo, en Burkina Faso, con la introducción del MDF, el 89% de las mujeres informaron haberlo escogido porque no tenía ningún efecto sobre su salud.